Culmina primera etapa de la recuperación de monumentos

En pleno bandejón central de la Alameda se ubica la estatua de San Martín. En medio de la Plaza Argentina, bautizada así en honor suyo, el general yergue orgullosamente una bandera triunfante con la mano derecha, mientras con la otra agarra las riendas de su caballo. Han pasado 141 años desde su inauguración y hoy sigue ahí, soportando el esmog y a los palomas haciendo lo suyo.

Claro que desde noviembre de 2003, los transeúntes no pueden ver al héroe de bronce, oculto tras enormes lienzos publicitarios. Lo mismo que ocurre con los Héroes de Iquique, que desde la Plaza Prat enfrentan al Mercado Central.

Eso, porque son las primeras dos estatuas públicas intervenidas por un proyecto que pretende restaurar las 81 que hay en Santiago.

Esa publicidad que hoy las tapa es la fuente de recursos que está haciendo posible la reparación de estos monumentos.

Los trabajos de restauración de los Héroes de Iquique terminarán el 15 de abril, pero la estatua no será “reinaugurada” oficialmente hasta el 21 de mayo, cuando se celebre el Combate Naval. Para el estreno de San Martín, que estará listo el próximo mes, también se eligió una fecha simbólica: el 25 de mayo, día del primer cabildo abierto en Argentina, fecha crucial para su independencia.

En la restauración de todas las estatuas de Santiago se invertirán aproximadamente 300 millones de pesos. Las reparaciones se irán haciendo en grupos de seis, por lo que en esta primera fase también se trabajará cuatro monumentos menores, que comenzarán a ser intervenidos a fines de abril: A la Caridad, Simón Rodríguez, Tenderini y Gregorio de las Heras.

Fantasmas ocultos

Trabajos Publicitaria, la empresa responsable de esta iniciativa, ha hecho proyectos semejantes desde 1997. Ya ha restaurado, vía publicidad, edificios patrimoniales como el Teatro Municipal, el Museo de Bellas Artes y la Estación Mapocho.

“Queremos hacer publicidad, pero no sólo por un interés pecuniario. La idea es realmente intervenir la ciudad con ella y, además, dejar un legado para la comunidad, que es lo que pretendemos al restaurar monumentos”, explica Rodrigo Morales, director de la empresa.

Para reunir información y conseguir los permisos necesarios -de la Municipalidad de Santiago y del Consejo de Monumentos Nacionales-, Publicitaria demoró casi dos años. El proyecto se anunció oficialmente en noviembre del 2003 y CREA, empresa técnica a cargo de la restauración, comenzó por recopilar los antecedentes de las estatuas que va a intervenir:

“Actualmente, estos monumentos son verdaderos fantasmas, ocultos bajo capas de pintura negra o verde”, explica Macarena Carroza, gerente general de la empresa.

Por eso, la idea es recuperar la nobleza de los materiales originales (generalmente bronce, mármol o piedra), retirando las capas superficiales que los tapan. Para hacerlo, se requiere de sofisticadas técnicas de restauración. Es un trabajo más complejo y muchísimo más caro que simplemente “pintarlas encima”, que es lo que se ha hecho históricamente.

CREA entregará los antecedentes de estos monumentos capitalinos a la Municipalidad de Santiago para que ésta se haga cargo de difundirlos a la población. Así, el proyecto recuperará a estos héroes más allá de su mero aspecto material.

http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id=%7B4c87738d-104d-4a2e-b5f6-05a09a4119fc%7D

Volver a noticias