Restauración del Museo Ferroviario de Santiago, la recuperación de la casona de los trenes de Quinta Normal.

Programa de Apoyo a la Reconstrucción del Patrimonio Material Cuarta Edición – Julio 2013

Restauración Museo Ferroviario / Consejo Nacional de La Cultura y de las Artes / Municipalidad de Santiago

Expediente elaborado por © Project para la postulación de fondos de La Fundación Procultura.
Ejecución de los trabajos realizados por CREA.

Aquí: Link de La noticia sobre el proyecto de restauración del Museo Ferroviario publicada en el Mercurio por el periodista Iñigo Díaz: http://www.plataformaurbana.cl/archive/2015/05/25/museo-ferroviario-recupera-su-casona-patrimonial/

El 1980 la Ilustre Municipalidad de Santiago suscribe un convenio con la Empresa de Ferrocarriles del Estado para la creación de un Museo Ferroviario en Santiago.
La empresa ferroviaria cedió en comodato a la Corporación Municipal un
conjunto de piezas históricas representativas de la época del vapor, que fueron restauradas e instaladas en dos hectáreas al interior del Parque de la Quinta Normal.
La administración del Museo Ferroviario, inaugurado el 19 de diciembre de 1984, fue entregada a la Corporación Privada para la Divulgación de la Ciencia y la Tecnología, convirtiéndose desde sus inicios en una de las colecciones ferroviarias a vapor más importante de Sudamérica.

El edifico del Museo Ferroviario se erige en el solar en el que antes lo hacía el Instituto de Vacuna Animal y se supone que en origen fue una construcción de apoyo a las actividades agrícolas que allí se realizaban.

El Parque Quinta Normal fue declarado Zona Típica el 13 de mayo de 2009,
derogando la letra a) del artículo 7º del Decreto Supremo de Educación Nº 556 de 1976 que la declaraba Santuario de la Naturaleza, valorando sus características paisajísticas y de área verde por encima de su valor científico.

El edifico está construido con la técnica de entramado de fachada sobre zócalo de hormigón, estructura de madera y con cubierta de chapa metálica.
La fachada de entramado es una estructura vertical constituida por una serie de pies derechos, cuyos vacíos se cierran con ladrillo y/o adobe. Es un muro en el que las partes resistentes son de madera y los huecos que quedan se rellenan ó macizan sirviendo sólo para llenar los espacios y no para sostener. La fachada está revocada y pintada.

El inmueble representa un estilo arquitectónico de construcción en madera
donde la estructura está formada por muros de entramado, vigas y postes de madera y estructura de cubierta en base a cerchas. Este sistema de entramado tiene menor espesor y es más ligeros que otros cerramientos, procuran una gran libertad de distribuciones interiores, facilitan la apertura de vanos tanto en la construcción inicial como en reformas posteriores.

El estado de conservación del inmueble sufrió daños estructurales tras el terremoto del 27 de febrero de 2010 que junto con la falta de mantenimiento de la red de evacuación de aguas pluviales y la subutilización de sus espacios, ha dado como resultado un deterioro progresivo arquitectónico y constructivo del inmueble.

Los daños del terremoto eran visibles en las grietas y fisuras que se observaron tanto al exterior como al interior del inmueble y en las pérdidas de revoque principalmente al interior. También presentó desaplomes y suelos desnivelados en algunas zonas.

Por otra parte el estado del inmueble muestra un progresivo deterioro a causa de la falta de mantenimiento de red de evacuación de aguas de lluvia; canaletas y bajantes en mal estado que no cumplían su función de recoger las aguas debidamente ocasionado la filtración de agua de lluvia al interior del inmueble en puntos localizados, así como el deterioro de las cabezas de viga de las cerchas de madera de cubierta y la ruina de las madera de los aleros.

A su vez, la escorrentía de las aguas no canalizadas a causado la pudrición de los apoyos de algunos pies derechos del muro entramado. Otra causa de deterioro fueron las reparaciones erráticas, intervenciones antiguas en donde se emplearon materiales inadecuados con los del edificio, como morteros de cemento. En el sótano se observaron humedades por la filtración de agua a través de las ventanas que están al nivel de la calle y a través de los muros por la falta de impermeabilización de los mismos. Las vigas del forjado de planta primera presentan suples de refuerzo.

La instalación de electricidad se encontraban obsoletas, la red se saneamiento presentaba fugas, el entorno inmediato a la edificación presenta falta de mantenimiento por abandono y acopio de materiales.

Todo el solar se encuentraba acotado por una valla metálica poco estética que remataba contra el edifico impidiendo su recorrido circundante y su visión completa. En cuanto a la morfología se observó un volumen de una altura añadido a posteriori en el conjunto pero que se encuentra integrado en él de manera armoniosa. Otras intervenciones tapaban vanos de acceso interior-exterior y vanos de comunicación interior. En el interior se han realizado reformas como el acondicionamiento de una zona de baños y otras dependencias que han subdividido los espacios dificultando la fluidez espacial y haciendo imposible una lectura clara de la planta primera. Además, estas han sido realizadas con otras técnicas constructivas poco acordes a las originales.

El proyecto de restauración y rehabilitación del edifico del Museo Ferroviario de Santiago en el Parque Quinta Normal tuvo como propósito la recuperación y puesta en valor del inmueble y su entorno exterior inmediato para su uso y disfrute social.

Se propuso para ello un programa arquitectónico acorde con las necesidades sociales y arquitectónicas del museo que da respuestas a la visión de la dirección del museo respetando los criterios y normativas vigentes como inmueble emplazado en una zona típica.

Volver a noticias